Un paso hacia la sostenibilidad del aceite de palma en Ecuador

No comments exist

Un paso hacia la sostenibilidad del aceite de palma en Ecuador 

Escrito por: 
María Amparo Albán - June 1, 2018

Este post apareció originalmente en el blog del UN-REDD Programme aquí.

To read this blog in Enlgish, click here.

Lograr la sostenibilidad en el sector agrícola es uno de los desafíos más complejos de los tiempos modernos. Las múltiples interacciones del sector con las diversas prioridades de desarrollo generan incomodidad y ansiedad entre las partes interesadas. Alrededor del mundo, se plantean estas preguntas una y otra vez. "¿Son rentables los mercados sostenibles?" "¿Está ayudando el gobierno?" "¿Dónde está nuestra ganancia?" "Ya cumplimos leyes ambientales rigurosas".

Sin embargo, la razón por la cual el sector agrícola debe apostar a una conversión total hacia prácticas sostenibles va más allá de la conciencia ambiental. Esta conversión tiene varias motivaciones y no sigue un patrón establecido. Es el resultado de una combinación de factores entre los cuales se encuentran la viabilidad económica, la relevancia social y la conciencia ambiental, por nombrar algunos. El más importante de estos es el creciente impacto de las políticas ambientales y las preferencias del mercado internacional, donde la preocupación por la conservación de la biodiversidad y la reducción de las emisiones de carbono aumenta constantemente.

El camino hacia la sostenibilidad es único de un caso a otro. Incluso dentro del mismo país, lo que funciona para un sector puede no ser aplicable a otro. Al final, la sostenibilidad implica un ejercicio

permanente de análisis a múltiples escalas y factores múltiples que se basa en una estrategia continua de persuasión. En el caso de Ecuador, los escenarios cambiantes, como las condiciones macroeconómicas severas en una economía dolarizada o la caída del precio internacional del aceite de palma, dificultan estas decisiones, como es el caso actualmente. Sin embargo, el desafío ha sido aceptado por el sector del aceite de palma.

Por estas razones, la motivación para que el sector del aceite de palma se renueve, se replantee y se reinvente resultan de la interacción de varios factores y de la buena disposición del sector para asumir mayores compromisos. Motivación y buena disposición convergieron durante la reciente creación del Comité Interinstitucional de Palma Sostenible (CIPS), marco institucional que se encargará de implementar la Iniciativa de Producción Sostenible de Palma Aceitera en Ecuador, liderada conjuntamente por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Ministerio del Ambiente (MAE).

La Iniciativa de Producción Sostenible de Palma Aceitera, apoyada por el Programa ONU-REDD, comenzó con la implementación del Plan de Acción REDD+ para la Palma Sostenible en la Amazonía, también parte del Plan de Acción REDD+ "Bosques para el Buen Vivir 2016-2025”. Esta es una iniciativa liderada por los Ministerios de Medio Ambiente y de Agricultura de Ecuador y respaldada por el Programa ONU-REDD, que involucró al sector de la palma aceitera y dio inicio a una discusión exhaustiva sobre cómo implementar prácticas sostenibles en palma aceitera para que disminuya y, en lo posible, cese la deforestación en las provincias amazónicas. Uno de los resultados de estas discusiones fue la solicitud para que se creara una plataforma que involucre a diversos actores interesados, llamada "Comité Interinstitucional de Palma Sostenible (CIPS)". Esta plataforma serviría como un foro para la discusión y la toma de decisiones hacia la implementación de los planes sustentables de palma aceitera resultantes del Plan de Acción REDD+.

El CIPS se formó el año pasado por el Ministerio de Agricultura, junto con el sector privado, y ONGs como Conservación Internacional, Fundación Vida Silvestre (WWF, por sus siglas en inglés) y la Mesa Redonda para el Aceite de Palma Sostenible (RSPO, por sus siglas en inglés) que apoyan la iniciativa. En su primera reunión, representantes de sectores como los Ministerios de Comercio Exterior e Industria y Productividad, gobiernos locales y representantes de los diferentes sectores de la cadena de suministro de aceite de palma fueron nominados. En mayo, el Ministerio del Medio Ambiente se unió al comité, y sumó su capacidad para implementar nuevas políticas ambientales y de sostenibilidad que potencien a la plataforma.

La primera responsabilidad del CIPS es incorporar a representantes de organizaciones de la sociedad civil, los pequeños productores y la Academia como miembros del comité. Para hacerlo, el Ministerio de Agricultura lleva a cabo un proceso basado en una convocatoria abierta, con principios de objetividad, transparencia y no discriminación.

El CIPS se enfocarán en temas relacionados con los altos valores de conservación y la reducción de la deforestación, entre otros, respaldados por una iniciativa financiada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y el Fondo Verde Climático implementado para la Cuenca Amazónica, denominado Programa Integral Amazónico de Conservación de Bosques y Producción Sostenible "PROAmazonía", así como por el Ministerio de Medio Ambiente de Italia y pronto también por empresas privadas italianas. Este trabajo se enfocará inicialmente en las provincias amazónicas y avanzará más tarde al resto del país.

TEl CIPS busca desarrollar un nuevo modelo de gobernanza ambiental que será esencial a medida que más empresas ecuatorianas se acojan a la certificación RSPO, la cual muchas están a punto de obtener. El Comité será también un espacio central para el diálogo y la coordinación, ya que muchos mercados, especialmente en la Unión Europea, están discutiendo sanciones medioambientales relacionadas con el comercio de biocombustibles de aceite de palma y debatiendo acerca de esquemas de certificación más estrictos para la producción de aceite de palma. El Comité ofrecerá orientaciones claves cuando autoridades ecuatorianas y los diferentes actores involucrados acuerden cómo avanzar en la sostenibilidad de la producción de la palma aceitera.

Tanto para el gobierno ecuatoriano como para el sector privado del país, la transición hacia la producción sostenible de aceite de palma no se limita únicamente a la conservación de los bosques, ni las reservas de carbono, ni la gestión de cuencas hidrográficas. Tampoco se trata solamente de lograr una mayor participación en un mercado premium. El cambio hacia la producción sostenible de aceite de palma gira en torno a la preocupación sobre las personas, sus derechos humanos y su desarrollo. En un país donde el 90 por ciento de los productores de aceite de palma son pequeños agricultores, la capacidad de producir de manera sostenible y acceder al mercado internacional de aceite de palma sostenible es primordial.

El CIPS ha asumido una ardua tarea. Existen muchos desafíos para los pequeños productores y las comunidades que deberán ser discutidos y resueltos de manera creativa, para avanzar en el camino hacia la sostenibilidad en el sector de la palma aceitera.

La apuesta está hecha.

 


About the Author

María Amparo Albán es la Consultora Ambiental del UNDP para
el proyecto apoyo italiano para la implementación de REDD + en Ecuador.

 

Para encontrar más publicaciones de blog, visite el Blog de NYDF.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *